AyudasReforma y RehabilitaciónVivienda28 de enero de 20220El 90% de las viviendas cumple los requisitos para optar a fondos europeos de rehabilitación

Las ayudas para rehabilitar viviendas están dotadas con un máximo de 5.000 euros para lo que será necesario cumplir con los requisitos.

Este año será el idóneo para las rehabilitaciones de viviendas y las mejoras energéticas en el hogar, debido principalmente a los fondos europeos. De este modo, la partida destinada al Programa de Rehabilitación de Vivienda y Regeneración Urbana asciende a 6.820 millones de euros, de loso cuales 1.000 millones serán destinados a la construcción de pisos de alquiler social.

En este sentido, alrededor del 90% de las viviendas en el país cumplirían los requisitos para optar a dichas ayudas, puesto que están construidas antes de la entrada en vigor del Código Técnico de Edificación, o bien el 60% de ellas, antes de que existiera ninguna normativa en materia de eficiencia energética. Así, España, tiene que rehabilitar 1,2 millones de viviendas hasta el año 2030 y 7 millones más hasta el año 2050.

 

TIPOS DE AYUDAS

El Programa de Rehabilitación de Vivienda y Regeneración Urbana diferencia entre seis programas diferentes: cinco de ellos vinculados a las actuaciones en materia de rehabilitación, mientras que el sexto impulsa la construcción de viviendas destinadas a alquiler social.

Aquellos propietarios que quieran realizar obras en su vivienda habitual o inmueble que esté alquilado como vivienda habitual pueden optar a dos tipos de ayudas. Por un lado, podrán deducirse en el Impuesto sobre Renta de las Personas Físicas (IRPF) el 20% de las cantidades invertidas en la actuación de un máximo de 5.000 euros por casa. No obstante, para recibir esta bonificación la obra debe suponer la reducción de la demanda de energía de la vivienda un 7% como mínimo.

Los propietarios podrán deducirse en el IRPF el 40% de los gastos destinados a rehabilitar su casa, hasta un máximo de 7.500 euros por piso, si consiguen rebajar su consumo de energía no renovable como mínimo un 30%, o logran una mejora de categoría que les haga pasar a la A o a la B en su certificado de eficiencia energética.

De igual manera, las comunidades de propietarios o dueños de edificios residenciales podrán solicitar estas ayudas. De hecho, podrán acceder a una deducción en el IRPF del 60% del coste de las obras de rehabilitación energética en el edificio, si se ejecuta antes de que finalice el ejercicio 2023. La ayuda máxima por vivienda es de 15.000 euros. Para ello, las actuaciones deberán suponer una rebaja del 30% del consumo de energía primaria no renovable.

El periodo de aplicación de estas deducciones va desde el pasado 6 de octubre hasta el 31 de diciembre de 2022.

 

 

Compartir

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *